ASUME EL

COMPROMISO CONTRA

EL BULLYING

NO SE QUEDARON
CALLADOS!

Soy estudiante

Soy un adulto

(Por qué?) Opcional

FIRMA EL PACTO

COMPROMISO PARA ESTUDIANTES

El bullying tiene consecuencias para todos los involucrados, y puede llegar a ser una pesadilla. Los niños se sienten aislados, tristes y con miedo de ir a la escuela. YO puedo detener el maltrato involucrándome de algunas formas específicas. Aquí está mi compromiso:


No me quedaré callado – Cuando vea a un niño que esté siendo humillado o lastimado, diré algo. Voy a hablar sobre bullying con mis amigos y los adultos que forman parte de mi vida, para que todo el mundo sepa que yo creo que molestar a otros está mal.


Seré un defensor – Voy a defender a otras personas que podrían necesitar mi ayuda, no sólo a mis amigos más cercanos. No voy a quedarme callado cuando alguien esté siendo maltratado.


Seré un modelo a seguir — Con mis acciones cotidianas, voy a demostrar que podemos convivir en mi escuela, resolviendo nuestros conflictos de forma pacífica. No voy a maltratar o excluir a nadie, ni voy a contar rumores en persona o a través de mi celular o computadora.


Parar el bullying empieza conmigo. Firmar este pacto puede cambiar mi vida y la de otra persona de manera significativa. Lo voy a reenviar a mis amigos y familiares para ayudar a construir una comunidad comprometida con poner fin al bullying. ¡No voy a quedarme callado!

COMPROMISO PARA ADULTOS

El bullying no es un "juego de niños". Puede tener consecuencias perjudiciales en los niños, las familias y las comunidades. Como adulto, sé que puedo ayudar. Aquí está mi compromiso:


No me quedaré callado – Reconozco mis responsabilidades como adulto sobre este tema, e incluso antes de que involucre a mi familia y mis amigos. Todo el mundo sabrá que actúo responsablemente ante una situación de bullying, evitando responder a la violencia con más violencia.
 

Seré un defensor – Voy a defender a los niños que necesitan apoyo, tanto a los míos como a los de los demás. Voy a incentivar la capacitación de todo el personal de la escuela para que puedan ayudar eficazmente a nuestros hijos.
 

Seré un modelo a seguir – En base a mi propio comportamiento, voy a mostrar a los niños cómo hacer frente a los conflictos. Sé que puedo resolver conflictos de manera pacífica, tanto en mi familia como en mi escuela o comunidad.
 

Seré un aliado — Voy a comprometerme con las acciones que se implementen en mi escuela. Colaboraré con los padres, madres, orientadores y otras personas que se esfuerzan para detener el maltrato, especialmente si me informan que mi hijo está involucrado.


El bullying hace que los niños quieran ser invisibles. Como adultos, podemos mostrarles, a través de nuestras acciones, que los vemos, los estamos escuchando y -lo más importante- que pueden contar con nosotros para mejorar sus vidas. Tomar este compromiso es el primer paso, lo compartiré con mis amigos y familiares para hacer crecer una comunidad comprometida con poner fin al bullying. ¡No voy a quedarme callado!

FIRMA EL PACTO

GUIA PARA
PADRES Y
EDUCADORES

Los bullies molestan a los más pequeños o a los niños más vulnerables. Apuntan a los niños que son diferentes, que no usan ropa de moda o que forman parte de una minoría social o racial. Molestan a niños que se están desarrollando y son torpes con su cuerpo, o con sobrepeso, o hasta los más estudiosos o muy tímidos. No necesitan mucho para inspirarse si tienen la intención de herir, humillar o dejar de lado a alguien de su círculo de amigos. No sólo humilla a los niños que son atacados, también afecta a los testigos cercanos, especialmente si ellos no saben qué hacer al respecto.
El cyber-bullying se expande viralmente por la web y puede humillar de una manera muy difícil de detener.
No es una broma o un juego. Es inaceptable.
En algunas escuelas el bullying quizás es tolerado o aceptado como un comportamiento normal, como parte del crecimiento. A veces los educadores y los padres de familia sienten que no hay nada que puedan hacer al respecto. Pero es momento de que digamos: ¡Basta!
La buena noticia es que todos los niños tienen derecho a vivir sin ser víctimas de la violencia. Padres y niños tienen derecho a que las escuelas sean seguras, donde haya respeto mutuo y los adultos asuman la responsabilidad de proteger a los niños.
Para terminar con el bullying tenemos que informarnos y alzar la voz. Si los niños hablan con sus padres, sus educadores y otros adultos de confianza, podemos terminar con el bullying. Pero necesitamos un plan, debatir, tener un poco de coraje y muchos consejos prácticos para hacerle frente a este problema.
Si no nos quedamos callados, podemos lograr que las escuelas sean lugares donde los niños puedan aprender y disfrutar en un entorno seguro. Esto ayudará a que el respeto mutuo sea una regla en toda la comunidad.

CONSECUENCIAS
DEL BULLYING

El bullying no sólo da miedo y provoca incomodidad, puede causar un daño emocional grave y duradero en una persona.

NIÑOS QUE
SUFREN
EL BULLYING
DIRECTAMENTE

A menudo sienten que es culpa de ellos y no saben qué hacer para detenerlo.
Pueden incluso retraerse y no tener vida social por miedo a la humillación.
Pueden sufrir un daño psicológico, no sólo en el presente, sino también en el futuro.
Pueden sufrir lesiones o problemas de salud.
Tienen más probabilidades de abandonar la escuela y los estudios.
Pueden tomar represalias, utilizando la violencia.

NIÑOS
QUE SON
AGRESORES

Tienen más probabilidades de involucrarse en peleas con comportamientos agresivos.
A menudo les va mal en la escuela y hasta llegan a dejar sus estudios.
Son más propensos a tener problemas con la ley.
Tienen más probabilidades de ser abusivos cuando crezcan.
Tienen más probabilidades de tener problemas cuando sean adolescentes o adultos.

NIÑOS QUE SON
TESTIGOS
DEL BULLYING

Frecuentemente se sienten mal o culpables porque no hicieron nada para evitarlo.
O incluso sienten que fueron cómplices.
A veces ellos también temen ser agredidos.
Pueden sufrir daño emocional.
Tienen más probabilidades de faltar a la escuela.

CYBER-
BULLYING

En lugar de ocurrir cara a cara, el ataque es a través de la tecnología y la Web (a través de computadoras, celulares y otros dispositivos electrónicos). ¿Cómo? Se envían SMS crueles, se envían falsos rumores o mentiras por e-mail o redes sociales, se crean videos, perfiles falsos en redes sociales o sitios Web para reírse o burlarse de alguien.
El bullying por Internet es muy diferente, porque los mensajes y las imágenes pueden ser enviados durante cualquier momento del día y desde cualquier lugar, compartidos con muchísima gente, anónimamente.
Los niños que participan en estas conductas abusivas son más propensos a:
Faltar a la escuela, recibir malas calificaciones, tener una baja autoestima, tener problemas de salud.
Los niños que son víctimas del cyber-bullying son mucho más propensos a:
Faltar a la escuela, sufrir del bullying también en persona.
Consejos
para adultos
Los padres y todo el personal de la escuela tienen la responsabilidad de unirse para hacer de las escuelas lugares libres de violencia y de bullying. Hay mucho que podemos hacer para ayudar a detener el bullying. "Basta de bullying, no te quedes callado", es una campaña que necesita que los adultos se involucren, con diálogo, aprendiendo estrategias efectivas, dejando en claro reglas y estando muy atentos. Los niños y los adolescentes necesitan saber que estamos para guiarlos y protegerlos. Ellos necesitan adultos que puedan reconocer rápidamente el bullying e intervenir con seguridad y coherencia.

Los niños quieren un guía práctico y admiran a los adultos en los que
pueden confiar.

HABLE CON
SU HIJO

Hable con su hijo acerca del bullying. Dígale que es inaceptable y que todos se merecen ser tratados con respeto.

ESCUCHE A
SU HIJO

Tome en serio lo que le diga sobre el bullying.
Anímelos a hablar y a buscar ayuda en las autoridades escolares.

ESTE
ATENTO

Esté atento a las señales de advertencia, su hijo puede estar siendo víctima del bullying. Estas señales pueden incluir ansiedad, miedo de ir a la escuela o disminución repentina en el rendimiento.

COMUNÍQUESE
CON LA
ESCUELA

Esté atento a las señales de advertencia, su hijo puede ser víctima del bullying. Estas señales pueden incluir ansiedad, miedo de ir a la escuela o disminución repentina en el rendimiento.
Educadores
Para poner fin al bullying hay que tener un plan claro, políticas bien informadas y mucha cooperación.

PROGRAMA
ESCOLAR

Pida crear un programa escolar para prevenir el bullying en la escuela. Insista en que los estudiantes, maestros, consejeros, directores y padres estén involucrados.
ASAMBLEAS
Realice asambleas en la escuela y dé clases acerca del bullying. Fomente la
sensibilización y el diálogo entre estudiantes y personal de la escuela.
EN EL AULA
Deje en claro que el bullying tiene consecuencias. Anime a los estudiantes a hablar cuando sufren de bullying o cuando son testigos del bullying. Tome medidas inmediatas para detener los incidentes y haga un seguimiento de la víctima. Proporcione asesoramiento a las víctimas, a los testigos así como también a los niños agresores. Establezca límites y consecuencias justas para los agresores –la compasión, el diálogo y la educación son mucho más eficaces que la suspensión o la expulsión, salvo en los casos más extremos.

COMUNÍQUESE
CON LOS
PADRES

Manténgase en contacto directo con los padres de los estudiantes que han estado involucrados o han sido afectados por el bullying
AMBIENTE
ESCOLAR
Promueva un ambiente escolar que se base en los derechos del niño y desaliente cualquier tipo de discriminación
Cartoon Network América Latina tiene el compromiso de apoyar los esfuerzos para detener la violencia contra los niños bajo la bandera de Movimiento Cartoon, nuestro programa de responsabilidad social.
Consideramos que cualquier acto de violencia contra los niños es inaceptable y constituye una grave violación de sus derechos. Pero muy frecuentemente –como se documenta en el estudio mundial sobre la violencia contra los niños de las Naciones Unidas del 2007 - los niños son víctimas de violencia física o emocional, no sólo en sus barrios, sino también en sus escuelas y en sus hogares.
Nuestro compromiso de mejorar las vidas de los niños y adolescentes es la inspiración para la promoción de la campaña "Basta de bullying, no te quedes callado".
Creemos que el bullying merece más atención – es hora de ponerse en movimiento para ayudar a niños, padres y autoridades escolares para entender el problema y tomar medidas para terminar eficazmente con el bullying.
El bullying es una forma común de violencia contra los niños. Según las investigaciones de nuestros socios –Plan International y UNICEF- entre el 50% y el 70% de los estudiantes en América Latina han sido acosados o han sido testigos de incidentes de bullying.
Ya sea en la escuela, en el barrio o en Internet, el bullying es un problema creciente que afecta a millones de niños en América Latina.
También es un problema que no se comprende bien y que no ha tenido un tratamiento suficiente y adecuado.
Hemos trabajado duro para entender el problema e identificar las políticas, programas y estrategias que ayuden a los niños y a los adultos a abordar el problema de manera práctica y eficaz. Estamos trabajando con socios institucionales, como Plan Internacional, para ayudar a crear conciencia de que el bullying se puede prevenir y evitar. Esperamos que "Basta de bullying, no te quedes callado", sea una campaña que una a la comunidad y se tomen medidas para proteger a los niños de la violencia en cualquiera de sus formas.